escudo
escudo colombia
Unidad de Medios de Comunicación - Unimedios
Carta Universitaria
inicio
sedes
correo
pd
Investigación
El diente de león es una planta medicinal con propiedades medicinales y alimenticias, que lo convierten en un cultivo atractivo para la medicina tradicional. - Fotos archivo particular

El diente de león es una planta medicinal con propiedades medicinales y alimenticias, que lo convierten en un cultivo atractivo para la medicina tradicional. - Fotos archivo particular

De sus raíces se extrae la materia prima, que despues del tueste, sirve para preparar la bebida sustituta de café.

De sus raíces se extrae la materia prima, que despues del tueste, sirve para preparar la bebida sustituta de café.

Bebida que sustituye el café

Por: Laura MArcela Fuentes Sánchez / Unimedios

De niños, todos hemos jugado alguna vez a esparcir sus semillas, estamos acostumbrados a verla crecer junto a caminos baldíos, pastos secos y jardines. Pero muchos desconocen que el diente de león, Taraxacum officinale, es una planta medicinal, con alto potencial terapéutico, favorable en los procesos digestivos y que de sus raíces se obtiene una bebida sustituta del café, sin los efectos secundarios que produce el consumo de la bebida original.

Palmira. Por la forma de su hoja, las semillas del diente de león son fácilmente elevadas por el viento, llegando a lugares donde se reproduce con cierta facilidad. De ahí, que su nombre entre a engrosar una larga lista de especies consideradas malezas, ignorando quizá, que contienen innumerables propiedades medicinales y alimenticias. Sin embargo, existen lugares como Cumbal, comunidad indígena de Nariño, donde esta planta es cultivada y valorada por su riqueza.

Gladys Tapie Canacuan, ingeniera agroindustrial, egresada de la UN en Palmira, es oriunda de esta región del país, donde la medicina tradicional es aún muy utilizada para combatir los quebrantos de la salud humana. Allí, el diente de león es ampliamente conocido como una planta medicinal de gran utilidad terapéutica. Sin embargo, para ella el gran interés lo despertó el olor y la textura que producían sus raíces al momento de hervir en preparaciones de uso medicinal.

“Indudablemente, era olor a café. Pero, para poder ofrecerlo como su sustito fue necesario realizar una serie de análisis de laboratorio para descartar en él cualquier presencia perjudicial para la salud. Agregándole al proyecto, el tipo de fertilización adecuado y temperatura y tiempo de tueste. Primero para obtener buenos rendimientos y segundo, para conservar o potencializar los compuestos medicinales”, explicó Gladys Tapie.  

Así se debe cultivar y preparar
Las pruebas agronómicas se realizaron con semillas colectadas en la comunidad indígena y en diversos sitios, donde crece como ‘maleza’. “En etapa de semillero, podemos asegurar que lo mejor es sembrarlas en el sustrato denominado turba, que por su capacidad de retención de agua, brinda mayor  humedad y ayuda a su germinación en menor tiempo”, planteó Gladys Tapie, quien trabajó de la mano con los investigadores del Grupo de Investigación en Plantas Medicinales, Aromáticas y Condimentarias.   

Para obtener plantas con mayor follaje y tamaño de raíz, los productores la deben transplantar a campo cuando alcance una altura de 8 centímetros y un promedio de cuatro hojas verdaderas, utilizando un fertilizante químico, que aporte en igual proporción  nitrógeno, fósforo y potasio. Además, la cosecha se realiza en horas con mayor intensidad del sol, para que la planta desarrolle aún más sus principios amargos, favorables en la bebida.

En la segunda fase, cuando ya se cosechan las plantas, las raíces se pican y se secan a 45ºC y son llevadas a un tostador a 150°C, por 30 minutos. “A estas condiciones de tueste se logra conservar los compuestos necesarios para que la bebida cumpla las características necesarias como sustituto del café, en sabor, color, aroma y además brinde los beneficios medicinales”, aseguró la investigadora.

Las evaluaciones fitoquímicas, para alcaloides, cumarinas, taninos y  cianuro, entre otros, determinaron, según Gladys Tapie, que la bebida no presenta ningún compuesto perjudicial para la salud humana. “La planta no posee alcaloides ni cafeína, pero sí acido cafeíco, el cual cumple con las mismas funciones de las anteriores, sin sus efectos secundarios perjudiciales”.  

Así se obtendrá una bebida natural, que favorece los sistemas nervioso y digestivo, porque posee los principios activos del diente de león, con el aroma, textura y sabor característicos del café. Seguir este protocolo de siembra, fertilización y tueste, que entrega el Grupo de Investigación, permitirá, a los productores y consumidores, tener mejores rendimientos y una bebida nutritiva, con propiedades medicinales.




Edición:


Director y Editor General Carlos Alberto Patiño Villa // Subdirección Blanca Nelly Mendivelso R. // Editor José Luis Barragán Duarte // Corrección de estilo Verónica Barreto Riveros // Fotógrafos Víctor Manuel Holguín, A. Felipe Castaño // Archivo Fotográfico Kelly Parra // Medios Digitales Martha L. Chaves Muñoz, Javier Morales, Javier Garzón // Publicación de la Unidad de Medios de Comunicación - Unimedios - de la Universidad Nacional de Colombia. PBX.: (1) 316 5000 ext. 18108 -18106 Fax: (1) 316 5232 • Correo electrónico: carta_un@unal.edu.co

Universidad Nacional de Colombia
Carrera 45 No 26-85 - Edificio Uriel Gutiérrez
Bogotá D.C. - Colombia
PBX: 3165000
webmaster@unal.edu.co

Aviso Legal - Copyright